Entrar
Buscar
Buendía y Laredo - Home
Encuestas públicas Encuestas en línea
Volver a la lista
  ENCUESTAS PúBLICAS
19-NOV-2012 | APROBACIÓN PRESIDENCIAL

Encuesta Buendía&Laredo/El Universal, Noviembre 2012


Generación de empleos: mayor fracaso de la administración de Calderón

A unas semanas de que Felipe Calderón deje la Presidencia de la República, El Universal/Buendía & Laredo llevaron a cabo una encuesta nacional en vivienda, cara a cara, para conocer la evaluación y la opinión de los ciudadanos sobre el desempeño de Felipe Calderón como Presidente de la República. En términos generales, 64% de la población aprueba algo o mucho el desempeño de Calderón como presidente, en contraste con el 25% que lo reprueba mucho algo y con 11% que ni aprueba ni reprueba la labor del mandatorio. Felipe Calderón se despide con una tendencia positiva en sus niveles de aprobación que comenzamos a registrar desde agosto y con un incremento de 10 puntos porcentuales respecto de la medición de ese mes.
El aumento en los niveles de aprobación del Presidente se presenta en todos los niveles sociodemográficos y con magnitudes similares. Sin embargo, el grupo que presenta un mayor crecimiento del porcentaje de aprobación presidencial respecto de la medición de agosto (+8) es el de los individuos de entre 30 y 45 años. En general, la diferencia en los niveles de aprobación entre los diversos grupos sociodemográficos es de entre cuatro y cinco puntos.
Entre los encuestados que declaran identificación partidista, las diferencias en la evaluación de la figura presidencial son más marcadas. Del 18% que se declara panista, 86% aprueba la labor de Calderón en contraste con el 8% que la reprueba. Entre los priístas (31%),  65% aprueba mucho o algo el desempeño del presidente, mientras que 27% lo desaprueba. El grupo que destaca por contar con los mayores niveles de desaprobación es el de los perredistas (15%) de los que poco menos de la mitad (49%) aprueba a Felipe Calderón en contraste con el 42% que lo reprueba. Entre los independientes (33%), aunque más de la mitad aprueba el desempeño del Presidente (52%), la cifra se encuentra por debajo del promedio poblacional; además, cuentan con 22% de sus integrantes que desaprueban el desempeño del Presidente.
La tendencia positiva y el incremento de los niveles de aprobación también se pueden observar en el ámbito local. Al preguntarle a los encuestados cómo evaluaban el desempeño del gobernador de su estado o jefe de gobierno en el caso del Distrito Federal, 64% expresó una opinión positiva, ocho puntos más respecto de agosto. Por otro lado, se registró una caída de 35 a 22 puntos en el porcentaje de personas que manifestaron una evaluación negativa de la figura del gobernador/jefe de gobierno. Estos incrementos pueden deberse a un ambiente optimista del público generado por las expectativas de la transición aunado al término del periodo electoral.
Para contar con una medición más completa de la percepción de los ciudadanos sobre los seis años de gobierno del Presidente Calderón, El Universal/Buendía & Laredo preguntó cuál consideraban que era el mayor logro y el mayor fracaso del presidente saliente. El combate al narcotráfico es el evento que se aprecia con mayor éxito por 26% de la población, seguido de "creación de empleos" y "disminución de la inseguridad", ambos con 13% de las menciones. De forma paralela, tanto el combate al narcotráfico como la creación de empleos  son vistos por 19% de los encuestados como los mayores fracasos del gobierno calderonista, seguido de reducción de la pobreza (16%). La percepción de éxito y fracaso es distinta entre los grupos de identificación partidista. Por un lado, a excepción de los perredistas que en su mayoría consideran que no hay ningún éxito de la administración saliente, los grupos coinciden con que el mayor mérito de Calderón es el combate al narcotráfico. Sin embargo, se difiere en la percepción sobre el mayor fracaso: aproximadamente una cuarta parte tanto de priístas como de perredistas consideran que es el combate al narcotráfico, mientras que el resto apunta al tema de creación de empleos.
La opinión sobre el rumbo del país continúa con una tendencia ascendente. El porcentaje de personas que consideran que el país va por muy buen o buen camino aumentó de 35 a 41 puntos, mientras que los que tienen una visión negativa disminuyeron de 39 a 32 puntos respecto de la medición de agosto. En esta misma línea, en comparación con el mes de agosto, se registra un aumento de 6 puntos en el número de personas que desean mantener el rumbo actual sin cambios (24%), a la par de una disminución de  8 puntos en la proporción de personas que manifestaban que debía cambiarse de rumbo (53%); el porcentaje que cree que debe mantenerse el rumbo con algunos cambios (19%) no mostró cambios significativos.
Finalmente, en cuanto a la opinión de los encuestados sobre la limpieza del periodo electoral pasado, 54% manifestó que fueron limpias o algo limpias (5 puntos menos que en la medición anterior) y 43% se inclina a creer que fueron poco o nada limpias (4% más que en agosto). Las diferencias de opinión entre los grupos son notables. Aunque la mayoría de los panistas y priístas manifiestan que las elecciones fueron limpias o algo limpias, los primeros lo hacen en menor proporción que los segundos. Sin embargo, esta postura contrasta con la de perredistas e independientes quienes se inclinan mayoritariamente a calificar el proceso electoral como poco o nada limpio.

Descargar Reporte Metodológico

Descargar Reporte de Resultado


Petrarca 223-605 Col. Chapultepec Morales cp 11570 México DF - Tel. +52(55)5250 5908