Entrar
Buscar
Buendía y Laredo - Home
Encuestas públicas Encuestas en línea
Volver a la lista
  ENCUESTAS PúBLICAS
21-ENE-2011 | TRAYECTORIAS DE VIOLENCIA MUNICIPAL

Minería de datos con información de homicidios presuntamente relacionados a la delincuencia organizada, diciembre 2006-diciembre 2010


De enero de 2007 a diciembre de 2010 se registraron en el país 34,550 homicidios presuntamente relacionados con la delincuencia organizada, de acuerdo con la base de datos sobre el tema que la Presidencia de la República puso a disposición del público en fechas recientes.

Los datos revelan que 2010 fue el año más violento con 15,273 homicidios presuntamente relacionados con la delincuencia organizada; es decir, cuatro de cada diez homicidios de ese tipo en los últimos cuatro años ocurrieron en 2010. En 2009 se registraron 9,614 homicidios (28% del total), cifra similar a la suma de los homicidios ocurridos en 2008 (6,837) y en 2007 (2,826).

Si bien 2010 fue el año más violento en términos de muertes asociadas al crimen organizado, 2008 presenta la mayor tasa de crecimiento de homicidios (141% con respecto al año anterior). Luego de una relativa estabilidad a lo largo de 2007, en 2008 inició una vertiginosa escalada de violencia que sumó cerca de 7 mil homicidios y que no se detuvo sino hasta el primer trimestre de 2009, cuando por primera ocasión la tasa de homicidios decreció de manera significativa (26% con respecto al trimestre anterior). Luego de ese episodio inició una nueva escalada que sumó más de 17 mil homicidios y que se extendió hasta el segundo trimestre de 2010. Finalmente, el tercer y cuarto semestre de 2010 se caracterizaron por una tasa de crecimiento casi nula, seguida de una nueva caída en el número de homicidios (11%), aunque de menor magnitud que la anterior.

Estas tendencias a nivel nacional son producto de los homicidios relacionados con el crimen organizado que ocurrieron en 1,167 municipios del país. Con el fin de conocer la dinámica local del problema, hemos analizado las tendencias municipales del número de homicidios con una técnica estadística denominada “trayectorias de desarrollo” (developmental trajectories en inglés). El análisis consiste en segmentar a los municipios de acuerdo al número de homicidios por mes durante el periodo. Por ejemplo, algunos municipios pueden tener al día de hoy un número similar de homicidios presuntamente relacionados con la delincuencia organizada, pero la manera en que han llegado a ese nivel de violencia puede ser distinta: quizá unos han mantenido un nivel constante de homicidios a lo largo del tiempo, mientras que otros han presentado violencia sólo en los últimos meses.

El análisis indica que existen cinco tipos de trayectorias de violencia municipal. La primera trayectoria, que hemos denominado de violencia mínima, comprende mil 86 municipios. Estos municipios se caracterizan por episodios esporádicos y de baja intensidad de violencia a lo largo del tiempo.

La segunda trayectoria, denominada de baja violencia, también se caracteriza por episodios esporádicos, aunque un poco más numerosos que la trayectoria anterior. Esta trayectoria comprende 66 municipios que registraron un ligero aumento de violencia en el 2010.

Las otras tres trayectorias incluyen a tan sólo 15 municipios que concentran la gran mayoría de los homicidios ocurridos en el país. Este resultado es consistente con la idea de que la violencia asociada al crimen organizado se trata de un fenómeno regionalizado.

La tercera trayectoria es de violencia creciente, y comprende 11 municipios: Torreón, Coahuila; Durango, Durango; Gómez Palacio, Durango; Acapulco, Guerrero; Tepic, Nayarit; Monterrey, Nuevo León; los municipios de Ahome, Mazátlán y Novolato en Sinaloa; y San Fernando, Tamaulipas. Durante 2007 y 2008, estos municipios se comportan de manera similar a los de las dos trayectorias anteriores, es decir, con un nivel de violencia mínima. Sin embargo, a partir de 2009 comenzaron a registrar un crecimiento importante de homicidios. Aunque el número de homicidios disminuyó en algunos municipios durante el segundo semestre de 2010, es difícil establecer con certeza qué rumbo tomarán en los próximos meses: más violencia, o la recuperación de la tranquilidad.

La cuarta trayectoria se trata de alta violencia episódica y comprende tres municipios: Tijuana, Chihuahua y Culiacán. La característica más importante de esta trayectoria tiene que ver con la presencia de “picos” de violencia en distintos puntos del tiempo. El más pronunciado ocurre a finales de 2008 en Tijuana. Al respecto, es importante mencionar que luego de ese pico, los homicidios de Tijuana regresan a sus niveles previos. Aparentemente, este fenómeno se explica mejor por una “regresión a la media” que por la intervención gubernamental. Lo mismo ocurre, aunque de manera menos dramática, en Culiacán a mediados de 2008, y en Chihuahua durante el segundo trimestre de 2010.

Finalmente, la quinta trayectoria incluye únicamente a Ciudad Juárez. No es común que el análisis de trayectorias arroje un grupo con un solo elemento; no obstante, la evolución de los homicidios en Ciudad Juárez es tan disímil que el procedimiento lo coloca como una categoría aparte. De diciembre de 2006 a diciembre de 2010, en Ciudad Juárez ocurrieron 6,437 homicidios relacionadas con el crimen organizado. La trayectoria se caracteriza por una creciente ola de violencia, acompañada de varios “picos” y “valles”.


Descargar reporte.


Petrarca 223-605 Col. Chapultepec Morales cp 11570 México DF - Tel. +52(55)5250 5908